jugar al pádelyo también es saber jugar para dos. poner en su lugar tácticas de equipo puede sacarte de malas situaciones. Aquí hay uno que sucede en la red.

Esta táctica está dirigida a jugadores de un nivel intermedio a avanzado, ya que requiere un mínimo de técnica, lectura del juego y sobre todo de la trayectoria del balón.

Esa es la situación. Usted y su compañero están en la red y el oponente en su diagonal decide globoer o forzarlo a jugar una pelota alta, en este caso una bandeja. Estamos de acuerdo en que si esto bandeja jugar es “clásico”, no te supondrá mucha dificultad si no es que te adaptas a la posición que habrá adoptado el contrincante: pegado, al fondo o semioruga.

Pero la preocupación surge tan pronto como esto bandeja se vuelve forzado, es decir que el adversario ha jugado un buen globo que no te permite volver al fondo a defender, pero que tampoco te permite jugar un bello y efectivo bandeja. Entonces tu solución es jugar más corto para asegurar el tiro y así evitar la falta botando la pelota en el medio del área de servicio.

La reacción del oponente.

Siguiendo esto bandeja jugado corto, ¿qué puede hacer el oponente? Su bandeja tenderá a rebotar mucho y no será muy difícil de intercambiar, por lo que tendrá dos opciones. O quedarse atrás a esperar que baje la pelota y así volver a jugar un golpe lento de control o un globo (esta sería la solución menos votada), o tomar la pelota justo después del bote, en la subida, arriba arriba el nivel de la red, para atacar a su vez durante su regreso a la red. Este tiro siempre es espectacular, efectivo y vuelve a presionar a los oponentes.

¿Qué hacer?

Por lo que en este caso, si no hacemos nada, es probable que nuestro equipo se encuentre pisado por los talones, atacado por jugadores que avanzarán a toda velocidad y que tendrán una alta probabilidad de llevarse el punto.

Ahí es cuando aparece mi socio.

El jugador contrario, si tiene que negociar tu bandeja corto en su lado cercano a la parrilla y no en el centro, tenderá a acelerar en su dirección y no en forma paralela. Si tu compañero viene a cortar la trayectoria de la pelota, tomará por sorpresa el ataque y llegará, con solo tocar la pelota, a ganar el punto. Para ello, no debes ser un espectador sino un actor con un juego de piernas muy activo que favorecerá la toma de decisiones y la reacción ante esta situación.

Esta táctica parece muy sencilla pero requiere una buena lectura del juego y de la trayectoria del balón. Quizá sea más frecuente que el jugador de la derecha venga a cortar después de una serie de bandejas de su pareja.

En cualquier caso, dado que el juego corre el riesgo de agriarse si tú o tu pareja no venís a cortar la trayectoria, merece la pena intentarlo, ¿no? Pero ojo, sólo cuando el balón a negociar por los contrarios estará por fuera y no por el centro. ¡Vamos!

Publicado por
Julien Bondia
Etiquetas: julien bondia